Archivos Mensuales: noviembre 2014

El sonido

Tengo sueño y se me confunden las teclas. Debería estar durmiendo pero me dura la energía. O mentira, no me dura. Me duermo y vuelvo a despertar. Leo palabras hermosas que me hacen soñar. Vuelvo sobre mí, sobre nosotros y lo que miramos y soñamos. Intento escribir ordenado pero no puedo. Me cuesta el orden y los cuerpos. Quiero abrazarte y dormir sin pensar. Invitar al universo a cerrar los ojos y olvidar los nombres, los límites y las razones. Tengo sueño, me duermo y vuelvo a despertar. Me miro reflejado en mis manos y me quedan suspiros y deseo. Voy a dormir, mañana, cuando amanezca, seremos flores y agua en los pulmones. Mañana, cuando te desprendas, vas a sonreir ante nuestra caricia y el sonido de la embestida.

Anuncios

Nuevo diario puto 49

Tengo sueño y tengo calor. Tengo una pila de pendientes y ganas de olvidarme y que tomemos el tequila mexicano. Pronto. Hoy todavía tengo que escribir y hablar y romperme. El mouse rosa me mira y me dice que escriba. Ya no sé sobre qué, algo me devora y no importa. Tengo un cansancio acumulado de meses y meses y quiero perderme en besos, sueños y palabras.

El libro de la saliva

Son los dientes que se rompen y vuelven a nacer. Un fragmento de hueso me atraviesa la mejilla y me convierto en la caricatura de mí mismo. Hace años fui Medea, ahora soy otra cosa. Era un cuento, ya no lo soy. Era el diario de la sangre derramada, ya no lo soy. Ya no hay sangre. Hay saliva y dientes que se mueven y te lamen. Vuelvo a romperme y me detengo. Ya no soy lo que fui, soy otra cosa que está naciendo, otra cosa cubierta de tu saliva, de tu cuerpo temblando junto al mío. Hace años fui la bestia, ya no lo soy. Hace años fui Calpurnia, ya no lo soy. Quiero encontrar un nombre para nacer y romper la realidad. Volverme colosal y convertirme en el cuerpo universal de todos los espejos. Antes había sangre, ahora hay agua que se derrama y limpia el líquido seminal que nos cubre. Estoy escribiendo un libro con mi saliva. Y con la tuya. Cuando lo leas, vas a gemir.

Nuevo diario puto 48

Yo quiero escribir como ese escritor que me deslumbra pero no me sale. No logro sacarme a mí mismo de encima. Escribir sobre el miedo, sobre eso que yace debajo y no nos atrevemos a descubrir. Quiero escribir y que las palabras te hagan temblar. Pero me cuesta, mi telaraña se rompió hace rato y ahora soy otra cosa. Una pila de pendientes infinita que no termina. Y mi voz que se escucha todo el tiempo y nunca se calla. Tengo que asesinarla para que emerja mi escritura junto a tu beso húmedo.

Nuevo diario puto 47

Me duermo. Tengo una sensación gris en todo el cuerpo. Se me cierran los ojos y ya no hay cristales. No hay lágrimas ni sonrisas. Sólo cansancio y la sensación de una cerradura mental. Este año me confunde, me rompe, me agita. Tengo ganas de abrir la rajadura y que nos olvidemos de todo. Queda poco, aunque siento que en seis meses pasaron diez años. Deben ser los dientes que se mueven constantemente.

Tragar

Yo escribía cuentos. O algo. Tipear con sangre y semen en los dedos. Te siento duro, debajo, roto, en mí. Vuelvo la mirada atrás y me siento en tus labios, atrapado, húmedo, profundo. Tragándome entero, cayendo en el hueco universal de tu boca. Una sed que se apaga con cuerpos que estallan. Me interrumpo y quiero que el instante sea eterno. No estoy, me fui, volví y ya no soy un cuento. Ni una telaraña. Ahora soy líquido seminal chorreando de la comisura de tus labios.

Nuevo diario puto 46

Me duelen los dientes y la espalda. Quiero repensar mi universo y terminar con la pila de pendientes. O disfrutar, sentir placer y olvidarme de todas las reglas. Me duelen los dientes y me pienso sonriente en un día gris y lluvioso. Ayer me imaginé aplastado por una pila de libros y me imaginé pequeño, diminuto y te vi luminoso y profundo.

Acero

Quiero escribir con el líquido de tu cuerpo. Untar mis dedos y escribir tu piel con mi sonrisa. Volver a escribirnos con una caricia. Ayer salté sobre vos y te hice tragarme. Algo nos rompe, nos desarma y volvemos a encontrarnos. Sin normalidad, sin cuerpos, sin silencios, sólo la posibilidad única de una sonrisa de acero.

Nuevo diario puto 45

Quiero escribir. Quiero escribir sexo, deseo, cuerpos. Me duermo, me canso y rompo una pared. No quiero ser una persona normal, no quiero las reglas del universo ni las leyes de la normalidad. Quiero otra cosa que surge cuando te miro. Cuando volamos juntos y rompemos lo que nos queda de humanidad.

Nuevo diario puto 44

Estoy con muchas ganas de escribir. Y agotado. Pero no tanto. Estoy con ganas de escribir porno y romperme desde adentro. Estoy con ganas de sonreír y besarte mientras esperás que termine mi pila interminable de pendientes. Debería escribir todo eso que sueño y lloro y sonrío. Pero me olvido y me devora una caricia. Un helado que se convierte en ficción y ganas de romper la realidad. Ya no queda donde esconderse ni formas de escritura. Extraño eso que yace debajo de la piel y está latente. Está por despertar. Vuelvo a lamerte y me olvido y me dan ganas de estallar en vos. Mejor me voy a dormir y escribo con tus pestañas mientras te contemplo.

Anuncios