Archivos Mensuales: junio 2015

Nuevo diario puto 65

Soy escéptica, soy como Scully. Pero Scully en algún momento termina creyendo, ¿no? Me gustaría saber cuál es la pregunta pero no puedo. Me duele la cabeza y me pierdo en listas y papeles y tachaduras. Tengo frío y el teclado está roto. Quiero escribir pero no me quedan manos o palabras o tiempo. En algún lado está mi escritura, pero me cuesta encontrarla.

Anuncios

Nuevo diario puto 64

¿Cuál es tu técnica? la mía es mirar por la ventana y atragantarme hasta que me estallan los ojos y se me rompe la mirada. Escribir bailando mientras el frío te atraviesa las entrañas. Casi no queda un segundo ni un momento para sentarse y respirar. O sí. O todo es una gran mentira y simplemente queremos entretenernos mientras esperamos.

La mujer halcón

Me siento y hablo. Y no soy un poema ni un ensayo. Ni un cuerpo. Soy una rajadura en el cosmos. Una lágrima pequeña en la cara de la niña oscura. Quiero ser sangre y subversión. Quiero ser el otro que te estalla en los ojos del orgasmo. Quiero ser la trenza que rompe tus sueños y se abre en un arco iris. Quiero ser la mujer halcón que vuela prendiendo fuego las vidas normales y sanas. Quiero sentarme, hablar y que lloren sangre y odio. Vengarme y romper tu mente y tus ojos. Que tu normalidad se atragante con mi ano universal. Que te griten y llores cristales rotos de tu caja de cristal represiva. Quiero ser aire en los pulmones de la mujer halcón. Quiero ser el aullido que rompe sus cuerpos y sus anos castrados y sus lágrimas. Quiero sentarme, sonreír y que te des cuenta que todos nos besamos y nos escupimos en la orgía monstruosa de tus ojos. Quiero sentarme y decir. Soy la bestia, tiemblen.

La venganza de Calpurnia

El cuento del otro se me escapa. Soy algo que no entraba y se reparte por el mundo. Extraño el océano. Hoy volví a contar la historia de Calpurnia. ¿Dónde quedó mi relato? Tengo miedo de mirar la rajadura del universo y que estallen mis ojos. Esto era un relato. Una muchacha de ojos gigantes toma café y se duerme. Quiere escribir y la tinta sangra. Extraña sus palabras. Se da cuenta que los cuerpos se apilan en el cosmos y sólo le queda la muerte. Ya no quiere ser un poema. Quiere ser vida, quiere ser destrucción, quiere vengarse de todos. Pero se duerme y al despertar penetra con su sexo a los seres que duermen a su lado. Cierra los ojos y quiere llamarse Calpurnia. No puede. Se toca la boca y se arranca los dientes. Sonríe y la sangre ilumina su cuerpo velludo. No puede ser Calpurnia. Calpurnia ya es otra. Ahora es Juan Facundo, la araña.

Nuevo diario puto 63

Esto de escribir a mano hace que me olvide de actualizar el blog. Los días se suceden y siento que vivo en una crisis interminable. Quiero dormir días enteros y despertarme y tomar té earl grey.

Nuevo diario puto 62

Quiero escribir sexo. Y deseo y saliva y semen. Quiero tomar el café y olvidarme. Despertar y que no haya más palabras que me persigan. Ya  no quiero ser poesía.

Devastación

Tengo un instante para hablarte hermana. No escuches las palabras del otro. Soy un momento de devastación que se va pronto. Tenía muchos nombres. Ahora soy olvido. Una canción desprolija que rompe mis manos. En un cuento que acaban de leer me amputaron las manos. Veo a dos hombres entrar en el baño. Entro y me llevo sus líquidos. Se me confunden las palabras hermana. No puedo escribir con mi cuerpo en este estado. Quería decirte que me enamoré. Pero ahora no importa. Tengo su líquido adentro. Anoche tragué y me sentí plena. Entra otro. Ya no tengo ganas. Te vas a arrepentir hermana. Ya no soy ese monstruo. Soy otro tipo de criatura. Tacho lo que iba a decirte. Todavía siento el calor. No despiertes hermana. Es mejor descansar. Y soñar. Yo voy a estar para protegerte.

Anuncios