Archivos Mensuales: enero 2016

Nuevo diario puto 105

Ciertas cosas me emocionan. Algunas me hacen llorar. O reír. O ser una vez más un bichito de luz que tiene miedo a vivir. Mi apellido me permite jugar. Sexy. Tengo nuevos nombres: VenganzaSaxe, PariaSaxe, y otros. Me los olvido y los vuelvo a recordar. Pienso en mi voz y sus voces. En los sonidos. En el cuerpo que se me rompe y sus cuerpos. Los cuerpos rotos. Quiero escribir una novela toda hecha de gemidos y líquidos corporales. El pozo infecto de nuestra realidad se rompe cuando toco el placer. Cuando me abrazan. Cuando nos incrustamos. Cuando pienso en las palabras que se me deshacen en la boca. Voy a ser parido una vez más. Y tengo menos miedo. Hace años mi madre me dijo algo que me hizo pensar que cada vez que cumplimos años una versión muere y otra nace en su lugar. Siempre me gustó el Fénix. Y no sé quién soy ni quiero saberlo. Sólo quiero que me besen, me abracen y me susurren al oído que la vida algún día va a terminar.

Anuncios

Yo hago los fuegos que más duran

Iba a escribir una entrada del diario nueva. Iba a escribir una nueva sección con Miss Cordillerita. Pero no salieron. En unas horas vuelvo a nacer. O a morir. Me gustaría dormir. Abrazados. Incrustados. Se me cruzan mis nombres y mis versiones. Cada año me vuelven a parir. A veces con sangre, a veces con semen, a veces con mi frente que transpira y recuerda en las arrugas que me expresan. Yo no sé hacer fuegos, pero mi arco iris interno crepita con una llama que no me deja bajar de mi nube. La intensidad que me calcina. Cumplir años me hace pensar en definiciones que no entiendo y voy dejando en el camino. En lágrimas que siento todos los días y un dolor que me atraviesa el cuerpo consumido por los ojos gigantes que intenté ocultar durante décadas. Yo no sé hacer fuegos, sólo sé ser intenso y demente en un cuerpo compacto, un cuerpo cubierto de saliva y líquidos. Un cuerpo que va a ser parido una vez más en unas horas.

Triangulación

Me hacen. Me interrumpo. Me silencio. Me hacen gemir. Suspirar. Sonrojarme. Pienso en nuestros cuerpos incrustados y sonrío. Extraño y anhelo y los siento. Quiero besos que me saquen del abismo. Quiero que me acaricien y que sientan mi mano de brujo que apenas los toca. Se me rompe el cuerpo, se nos rompe el cuerpo y seguimos ahí, abrazados, mirando el cielo, el techo, nuestros ojos. Se me acaban las palabras y me callo. Quiero decir y no me sale. Quiero besar y siento sus salivas. Mi lengua misteriosa es como mis ojos. Tiene miedo de vivir. Te descubro en nuevos besos y líquido que nos chorrea. Mi cuerpo compacto siente sus abrazos y se olvida de su propia carne. Ya no sé donde termino o donde terminan. Mi mano se confunde con la tuya cuando entramos en su boca. Adentro, el calor nos protege. Me interrumpo. El cosmos nos atraviesa y abrazo lo irracional. Los tomo de la mano y nuestros cuerpos se reconocen en una penetración interminable. Te veo y lo veo. Me convierto en un gemido y nuestras sonrisas se reflejan en mi dentadura metálica. Quiero decir tantas cosas. Quiero escribir tantas cosas. Quiero que me abracen en mi nube. Quiero mirarlos y hablar. Se me mezclan las palabras y mi texto se vuelve una pintura que vuelve a decir una y otra vez lo mismo. Se hace de noche y mis ojos se cierran. Pienso y los beso mientras leen esto. Mientras suspiro detrás tuyo y te beso en el cuello y nos beso en el cuello y me beso en el cuello. Los toco y pienso en la triangulación cósmica y el vórtice que nos alimenta.

Besos

Quiero hacer listas. Listas de sexo, listas de amor, listas de poliamor, listas de, como dijo Atilio hoy, contra-amor. Quiero hacer listas con sus cuerpos y sus ojos y sus bocas y sus todo. Me detengo en un momento en el que veo como se besan, nos besamos, nos besás, nos sostenés mientras nos besamos, nos besamos, estallamos, me emociono y se me humedecen los ojos, es la canción y eso irracional que no puedo explicar, que no sé explicar, se me corta el aire y vuelvo a gemir. Una y otra vez, gimo y sonrío y nos besamos. Un beso-juego entre nuestras tres bocas, nuestras tres salivas, un beso que se siente como una lágrima de intensidad y emoción. La canción nos acompaña y nuestros cuerpos se unen, te veo en sus ojos y en su placer, te siento en mi cuerpo y el tuyo, se me rompen los conceptos y charlamos abrazados en un balcón lleno de viento. Se me escapa la intensidad, las palabras y la alegría. Un mate y una cerveza y un chorizo de Chacabuco. Una mirada mientras nos sentimos y un “oh sí” que nos atraviesa. Se nos rompen los cuerpos y ya no nos quedan fuerzas pero seguimos besándonos y sintiendo y gimiendo. Vuelvo a otro momento y te veo en esos ojos que me maravillan, me besa, se besan a mi costado y mi boca en tu cuello y su boca en mi cuello. Se me humedecen los ojos y los siento y se me escapa el espíritu y el cuerpo gime y sonríe y me estallan los conceptos y los miro y nos miro y las bocas se sienten en la saliva y los gustos mezclados de nuestros líquidos y me rompo y despertamos y ahí estamos, abrazados con ganas de hacer estallar el universo y tragarnos el cosmos.

Nuevo diario puto 104

Me duermo. Respondo mails y mails y mails. Ya es el día 21. Pronto cumplo años. Siempre me gustó cumplir años. Me siento mejor conmigo mismo. Este año es raro, con muchas versiones dando vueltas. Se supone que ya soy un adulto y sigo siendo un niñito asustado. Y cada vez más asustado. Al menos ya no cubro mis ojos. Y me siento muy bien.

Nuevo diario puto 103

Se me confunde el tiempo y los momentos. Y cada instante pasa con mucha lentitud. Escribo mails, leo, duermo, sueño. Se me vuela la mente en mi nube y quiero ese abrazo. Y me acuerdo cuando me tapaba los ojos para que no sangren lágrimas. Se supone que soy un adulto pero me siento cada día más infantil. Me encanta hacer listas. Hago muchas en mi cuaderno. Hablo y mis palabras se vuelven una deriva. Escribo y me pasa lo mismo. Quiero seguir escribiendo sobre el vórtice y el porno y mi nube. Me miro al espejo y me descubro. Los ojos me cubren casi toda la cara y me acuerdo de una foto infantil. Sigo igual, soy puro ojo y pura boca. Y necesito que me abracen.

Los fuertes de Saxe

(Lista que me regalaron)

1. El porno amateur.

2. Es muy buen anfitrión.

3. Rellena silencios.

4. Sexualmente voraz pero respeta el deseo ajeno.

5. Es experto en tostadas.

6. Es experto en Atilios o eso parece.

7. Se desubica con facilidad.

8. Es muy bueno usando mal los audios de whatsapp.

(Alguna vez hubo una enumeración de los males de Saxe. Algunos coinciden. Gracias por la lista cabritxs)

Los días calientes

El título como la película de la Coca Sarli. Una lancha caliente y bucólica que se nos mezcla con las estrellas y las ganas. Descubro el filtrum y me acuerdo de ese huequito entre el labio y la nariz que oculta mi personalidad. Nos volvemos tres dementes y enloquecemos y estallamos adentro y afuera. El hueco no sirve para filtrar la leche, la atrae y la lleva a la boca, a tragar. Se nos mezclan los líquidos y los lugares y los agujeros cósmicos. Nos hamacamos en el cielo y nos olvidamos del mundo. Me convierto en un niño peludo que se ríe y enloquece. Nos buscan por todos los agujeros y nos cogen en el piso, la cama y la mente. Antes, se recuerdan las hamburguesas, las sonrisas y el mate. Después, el sueño y la mañana y lo que viene. Los días bucólicos mutan en días calientes y en una foto somos la Coca con el dedo meñique en la boca. Y el cumpleaños y el no cumpleaños se nos mezcla con la vida y la ternura ternera y tu boca y su boca y mi boca. Te cumplen un deseo, te cumplen dos, te cumplen tres. De repente, ya no hay cumpleaños y el no cumpleaños se vuelve tu pija y tu leche compartidas y sus shorcitos provocadores que adoramos.

2016

image

Así tiene que ser el 2016

Anuncios