Archivo de la categoría: El diario de Miss Cordillerita

DIARIO DE MISS CORDILLERITA 21 – ENTRADA FINAL

Miss Cordillerita camina, mueve el culo, Miss Cordillerita disfrazada de ternura. Miss Cordillerita puta. Puta y niño puto y niñita putx. Miss Cordillerita a veces debe hacer lo que debe hacer. Aunque parezca odioso. Miss Cordillerita, la puta del pueblo, la negra puta que se deja acabar en la boca, que se la cogen por la boca y por el culo. Miss Cordillerita camina y sabe que es hora de cerrar todas las entradas. Las de su boca y su culo ya están cerradas. Ahora va a cerrar las otras. En esta, la última entrada de su diario, Miss Cordillerita, que fue engañada para entregar su culo, Miss Cordillerita que siempre fue la niña puto que se ahogaba, se da cuenta de algo. Miss Cordillerita que no quiere pensar mucho sabe que es hora de terminar este diario. Miss Cordillerita que se abre el culo para que le entre el puño. Que le entra y la llena. Una humanidad pasiva que se abra el culo y le entren todos los dedos y todos los puños. Eso le gustaría. Miss Cordillerita tragando la leche del amor no correspondido. Miss Cordillerita y la sonrisa tierna de cómo le rompen el culo negro de Miss Cordillerita puto y deseante. Miss Cordillerita que ahora, años y años y años después, entiende que no fue engaño. Que esa primera vez en la que abrieron su culo, su ano, sus ojos, no fue un engaño. Fue el momento en el que arrancaron la soga que la asfixiaba y la dejaron respirar. Fue el momento en el que arrancaron la venda de sus ojos y la dejaron ver. Le quitaron las sogas y las vendas y le dieron el culo. Miss Cordillerita, niña puta, niño puto, el culo abierto y gimiente, Miss Cordillerita, puta del pueblo.

Anuncios

El diario de Miss Cordillerita 20

Miss Cordillerita se toca el bigote y sonríe. La cogieron y siente todavía su flor abierta. De a poco, está resignificando sus creencias. Miss Cordillerita poderosa, petera y vital, Miss Cordillerita que ladea la cara y usa gorro por el frío. Y canta, grita, gime, se adormece y cierra otro libro. Miss Cordillerita que traga, traga todo, comida chocolate, libros, dedos, pija, leche, Miss Cordillerita, una niñita putx con mucha hambre. Muchísima.

Diario de Miss Cordillerita 19

Miss Cordillerita baila sola y desnuda otra vez. Transpira. Juega, gime, sonríe, escribe, se besa. Está viviendo algo que nunca hubiera imaginado. No se trata simplemente de otra crisis en la vida de Miss Cordillerita. Esta vez Miss Cordillerita está abriendo los ojos y mira a la bestia y la besa y le refriega el culo en su hocico peludo y baboso. Miss Cordillerita se despierta y se da cuenta que todavía le quedan restos de glitter en el pecho y en el culo.

Diario de Miss Cordillerita 18

Miss Cordillerita es tierna e inocente. Y pura. Se deja coger y te coge furiosa. Se le abre el culo como una flor y se excita. Te cubre de pelos y saliva tremenda. Miss Cordillerita y su flor.

Diario de Miss Cordillerita 17

Miss Cordillerita niña se mira en el espejo deforme y se sigue sintiendo monstruosa. Pero tal vez es hora de aprender que el fragmento de espejo que se clavó en su garganta nunca existió.

Diario de Miss Cordillerita 16

Lo tiene en la punta de la lengua y no es un vello púbico. El vello púbico se le había enganchado en la ortodoncia pero logró sacarlo. Es otra cosa. Como si hubiera encontrado un hilo con el que deshacer el ovillo. El principio de algo. Las razones de sus ansiedades y sus miedos. Algo que está muy en el centro de su cuerpo, algo entre el alma y el ano. Miss Cordillerita descubridora.

Diario de Miss Cordillerita 15

Miss Cordillerita juega. Y habla. Y baila. Y sonríe. Y llora. Llora mucho. Por todo, pasado, presente y futuro. Pero hay un impulso vital que la hace despertar. Como una lluvia dorada brillante y llena de éxtasis. Hay algo vital. Tremendo. Visceral. Orgullosa. Miss Cordillerita orgullosa.

Diario de Miss Cordillerita 14

Miss Cordillerita camina, camina y baila. No puede evitarlo. Le gritan. Ayer se desnudaba y mientras se miraba su cuerpo deseante y peludo sentía el principio de algo. Y no era eso que estaba tocando. Era otra cosa. Sentía como un descubrimiento. Como una epifanía. La comprensión, o mejor dicho, como si pudiera acariciar la comprensión de algo.

Diario de Miss Cordillerita 13

Miss Cordillerita vive en una nube. Pero a veces las nubes resultan tóxicas. O pueden ser nubes de azufre. Intoxicada se la tuvieron que llevar. Y ahora habita en una cueva. Una cueva en la que está resguardada del clima y de a poco ordena sus pertenencias de princesa. Una cueva en la que el tiempo no pasa. Y desde la cueva no puede saber si hay sol. O nubes. Lo bueno es que en la cueva hay sidra y muchos libros y juguetes.

Diario de Miss Cordillerita 12

De L. Miss Cordillerita está enamorada. Es que la pueden los artistas. Aunque es algo platónico. A. es el amor ese que se vuelve intangible y risueño. M. la llama una y otra vez pero Miss Cordillerita ya no sabe si quiere. A D. Miss Cordillerita lo quiere un montón y lamenta las distancias. A. D. cree que lo va a dejar rápido. Porque no lo conoce. Con L. queremos volver a encontrarnos y sacarnos fotos de a tres. Y. fue la promesa de una cita que se desvaneció. P. todavía duele y cada día se siente más lejano. C. es un recuerdo muy difuso. F. parece divertido. Miss Cordillerita se acuesta y se da cuenta que el final de su diario no está muy lejos. Sólo puede tener 21 entradas.

Anuncios